bel tinensa benifassa

 

  • Vista desde Rossell

Desde el núcleo urbano de Rosell podemos observar un extraordinario paisaje del poniente del término municipal, con una variedad de especies típicas de la zona como el olivo y la encina, en las partes bajas y las aliagas, el marmalló, el romero, con pequeñas pastos de montaña en las tierras más altas. El relieve abarcado, que va desde los 470 m. (Lugar donde nos encontramos) hasta los 1.008 m. de la Pena de Bel, es muy accidentado constituido por una sierra anticlinal de origen jurásico convertida en un laberinto de sierras, muchas cretácicas, riscos y simas.

Destacan las dos muelas rocosas de la Pena de Bel, desde donde podemos admirar, impresionados, todo el valle trazada por el río Cervol, desde su nacimiento en Morella hasta su desembocadura en Vinaròs.

El Frare Panxut, el Buscarró y la Mola Ballestera son tres montañas emblemáticas de Rossell, para ser lugares rotos por los relámpagos y por las numerosas cuevas, refugio de pastores, maquis, carlistas y bandoleros.