bel tinensa benifassa

 

  • Vista desde Sant Marc

Situado a 565 metros, en el molló de Sant Marc, tenemos este impresionante mirador del paisaje del sur del Maestrazgo, con un relieve de suave pendiente que desciende progresivamente hasta el mar, formado por los aluviones del río Sénia, Cervol y Sec. Se trata de un paisaje humanizado donde predominan las explotaciones de olivos y almendros, con algunos huertos de regadíos esparcidos que conviven con las granjas avícolas, porcinas y algunos usos industriales, como los muebles de las Casas del Río. Son relevantes los numerosos ejemplares de olivos milenarios repartidas por todo este territorio. La franja litoral abarcada va desde el Delta del Ebro hasta el Desierto de las Palmas, pasando por los centros turísticos de Vinaròs, Benicarló y Peñíscola. Sorprende que en un día muy nítido podamos admirar en el horizonte el archipiélago de las islas Columbretes, situadas a 82 km. de aquí.

Destacamos también los espacios naturales de la Sierra de Irta, con uno de los acantilados más altos de la Comunidad Valenciana, les moles de Xert, antiguas canteras romanas, que parecen castillos amurallados sobre colinas, las cordilleras meridionales de els Ports, con los Tres Castells y la Loma del Gegant a nuestra izquierda.

Rossell aparece a nuestros pies, sobresaliendo al trazado de su casco histórico, organizado concéntricamente alrededor de la iglesia parroquial de els Sants Joan, situada en la cima de una colina de 504 m.